NOS CUIDAMOS

NOS CUIDAMOS

 

EN CLASE, NOS CUIDAMOS

 

Si nos acostumbramos a pensar en lo que necesitan las demás personas para estar bien, estaremos trabajando la empatía y, por lo tanto, el buen trato. De este modo, además, haremos prevención de la violencia desde edades muy tempranas. Por ello, es muy interesante que el alumnado de Primaria empiece ya a pensar en aquellas cosas que se pueden hacer para mejorar el clima del aula, para tener un espacio sostenible, para construir una clase y un grupo en el que seamos felices y solucionemos los conflictos de manera pacífica.

OBJETIVOS

  • Consensuar normas para el buen trato en el aula, teniendo en cuenta a todos los miembros del grupo.
  • Trabajar la empatía como base para la resolución pacífica de conflictos.
  • Colaborar en el cuidado entre las personas.

DESARROLLO

Antes de comenzar con esta actividad, es conveniente hacer el ejercicio  , para lograr un ambiente distendido y para que alumnas y alumnos se habitúen a este tipo de actividades. 

Al comienzo de la actividad el o la docente deberá explicar la función y los objetivos que se persiguen, remarcando la necesidad de un clima respetuoso con respecto a las opiniones, gustos y sentimientos de cada persona; también recordará que todos los participantes deben gozar de plena libertad para hablar de sus necesidades, ideas y propuestas.

Trabajar el buen trato es una de las formas de prevención de las violencias machistas, por ello, para que el alumnado asuma las normas de convivencia y buen trato que nos llevarán a un aula ejemplo de igualdad, es necesario involucrar tanto a niñas como niños en la planificación de normas. Para ello, podemos proponerles hacer un Decálogo para el buen trato y la felicidad en el aula.

Empezaríamos por pensar en aquello que nos hace felices cuando estamos en el colegio: que nadie se meta conmigo, que me llamen para jugar en el recreo, que hablen conmigo tranquilamente, que compartamos las cosas para hacer actividades, que nos ayudemos cuando alguien no sabe algo, etc. También podemos pedirles que hagan un listado de cosas que nos hacen sentir bien en clase y cosas que nos hacen sentir mal.

Este listado puede, además, estar enfocado en el sentido de no pensar solo en lo que personalmente nos gusta o no, sino en lo que hace sentir bien o mal al resto de compañeros y compañeras. A partir de este listado, les plantearemos redactar un decálogo de buen trato en nuestra clase. Cuando ya lo tengamos redactado entre todos y todas, haremos la propuesta de hacer un diseño bonito para ese decálogo y así que forme parte de la decoración del aula: siempre presente para que, cuando haya un conflicto, recordemos el decálogo para sentirnos bien.

Cerraremos la actividad preguntando a nuestro alumnado cómo creen que influyen los estereotipos en la vida de las personas (en sus pensamientos, emociones, acciones) y en las suyas propias y haciendo una revisión de los objetivos para ver si se han cumplido o no en la actividad, sirviendo esta última parte como una pequeña evaluación de la tarea, así como una pequeña autoevaluación del alumnado respecto a:

 

  • ¿Qué es lo que hemos hecho bien?
  • ¿Qué es lo que tenemos que mejorar?
  • ¿Cómo nos hemos sentido durante la actividad?

 

DURACIÓN

Una sesión de clase.

 

PARA PROFUNDIZAR MÁS:

  • Prevención de la violencia de género en Primaria:

http://www.aulaviolenciadegeneroenlocal.es/consejosescolares/archivos/Unidad_didactica_educacion_primaria.pdf

¿DÓNDE ESTÁN...?

NOS CUIDAMOS

 

¿DÓNDE ESTÁN?

 

La publicidad llega a todas las edades. Los niños y las niñas son receptores de gran cantidad de mensajes publicitarios que marcan su mundo simbólico y su idea de lo que pueden o no pueden hacer unos y otras. Aprender a analizar con perspectiva de género es fundamental para poder desenmascarar las desigualdades y discriminaciones que todavía existen.

OBJETIVOS

  • Reconocer desigualdades y discriminaciones de género en el mundo de la publicidad.
  • Mostrar una actitud crítica ante el sexismo en la publicidad
  • Encontrar alternativas al sexismo en publicidad

DESARROLLO

Antes de comenzar con esta actividad, es conveniente hacer el ejercicio  , para lograr un ambiente distendido y para que alumnas y alumnos se habitúen a este tipo de actividades. 

Al comienzo de la actividad el o la docente deberá explicar la función y los objetivos que se persiguen, remarcando la necesidad de un clima respetuoso con respecto a las opiniones, gustos y sentimientos de cada persona; también recordará que todos los participantes deben gozar de plena libertad para hablar de sus necesidades, ideas y propuestas.

Centrándonos en el mundo de la publicidad, más en concreto de la publicidad de juguetes, se propone, en esta actividad, que hagan análisis de diferentes anuncios publicitarios y, sobre todo, de folletos de juguetes para la campaña de Navidad, que llegan a todos los buzones de las casas. Sería interesante que tuvieran variedad, tanto en los anuncios de la televisión, como en los folletos de juguetes; es decir, que incluyamos tanto anuncios y folletos sexistas como aquellos que ya hacen un esfuerzo por no serlo.

Partiremos de una serie de materiales que nos pueden dar mucho juego para el debate y para el análisis:

Queremos ver qué piensa nuestro alumnado al respecto, porque todas estas actividades de análisis tienen dos vertientes: que el alumnado aprenda a ser crítico con el sexismo y que el profesorado analice el mundo simbólico de su alumnado.

Vemos los vídeos anteriormente citados y, tras ello, abrimos debate sobre dónde están los niños, dónde están las niñas en los catálogos de juguetes y por qué. Dividiremos la clase en grupos de cuatro, más o menos, cada grupo tendrá un catálogo de juguetes y lo analizará respecto a niños y niñas. Cada grupo tendrá un folio en el que habrá dos columnas: “Niños”, “Niñas”.

La actividad consiste en ir apuntando en cada columna qué está haciendo el niño que aparece, qué hace la niña que aparece. Una vez que cada grupo ha apuntado su catálogo, se mira si hay alguna ocupación en la que nunca salen niños o que nunca salen niñas y también se apunta. Cada grupo, explica al resto de grupos lo que ha visto en su catálogo analizado.

En gran grupo, se entabla debate sobre si los catálogos muestran igual a los niños que a las niñas, en qué sí, en qué no, si alguna vez han querido un juguete que no “era para ellos o ellas”, cómo podríamos cambiarlo para que fuera igualitario. Se recogen los análisis realizados por el alumnado para guardarlo como diagnóstico del mundo simbólico que construye su mochila de género.

Cerraremos la actividad preguntando a nuestro alumnado cómo creen que influyen los estereotipos en la vida de las personas (en sus pensamientos, emociones, acciones) y en las suyas propias y haciendo una revisión de los objetivos para ver si se han cumplido o no en la actividad, sirviendo esta última parte como una pequeña evaluación de la tarea, así como una pequeña autoevaluación del alumnado respecto a:

 

  • ¿Qué es lo que hemos hecho bien?
  • ¿Qué es lo que tenemos que mejorar?
  • ¿Cómo nos hemos sentido durante la actividad?

 

DURACIÓN

Dos sesiones de aula

 

RECURSOS

  • Juguetes no sexistas:

https://www.youtube.com/watch?v=aTHhGPa3qZs

PARA PROFUNDIZAR MÁS:

  • Publicidad sexista:

http://www.eduinnova.es/ene2010/sexista.pdf

                         

LAS MUJERES NO PUEDEN... ¿QUÉ?

NOS CUIDAMOS

 

LAS MUJERES NO PUEDEN… ¿QUÉ?

 

Nuestro alumnado presenta estereotipos de género respecto a las profesiones. De hecho, este sexismo se puede observar en las opciones que se toman después respecto a su futuro laboral y lo podemos analizar perfectamente en las matrículas de ciclos formativos como Peluquería frente a Automoción. Todo ello no es producto de la libertad personal a la hora de elegir, sino que viene mediatizado por los mensajes que se transmiten desde las familias, los medios de comunicación, los materiales escolares, los libros de texto, etc.

OBJETIVOS

  • Reconocer y analizar los estereotipos de género respecto a las profesiones.
  • Conocer referentes variados y positivos de profesiones sin estereotipar.
  • Mostrar una actitud crítica ante los estereotipos de género respecto a las profesiones
  • Pensar alternativas para que las chicas puedan elegir sus profesiones sin sesgo de género

DESARROLLO

Antes de comenzar con esta actividad, es conveniente hacer el ejercicio  , para lograr un ambiente distendido y para que alumnas y alumnos se habitúen a este tipo de actividades. 

Al comienzo de la actividad el o la docente deberá explicar la función y los objetivos que se persiguen, remarcando la necesidad de un clima respetuoso con respecto a las opiniones, gustos y sentimientos de cada persona; también recordará que todos los participantes deben gozar de plena libertad para hablar de sus necesidades, ideas y propuestas.

La actividad es muy sencilla y consiste, en primer lugar, en escuchar a nuestro alumnado para descubrir y analizar la presencia o ausencia de estereotipos de género en su mundo simbólico respecto a las profesiones. Se trata de entablar un debate con una única pregunta: “¿Qué profesiones no pueden hacer las mujeres?

Iremos anotando en la pizarra aquellas profesiones que crean que no pueden ser ejercidas por mujeres. No la anotaremos si algún niño o niña conoce algún ejemplo de alguna mujer que sí la realiza.

Normalmente, la lista de profesiones es mínima, por no decir, pero no así el listado inicial que va saliendo.

Tanto los niños como las niñas van diciendo profesiones que creen que no son para mujeres, pero siempre hay alguien en la clase que les lleva la contraria con algún ejemplo concreto y real. Es, por lo tanto, el propio grupo el que deconstruye los estereotipos a la vez que piensa en la pregunta.

De todos modos, si hay alguna profesión en las que haya dudas, se puede acudir a internet para hacer una sencilla búsqueda de ejemplos y ver si esa profesión cuenta con mujeres en sus filas o no.

Antes de acabar la sesión, visionamos el video Hombres en trabajos femeninos. https://www.youtube.com/watch?v=Gxz7r0ikpag

Se puede montar una pequeña campaña publicitaria que anime a las niñas a que elijan libremente aquellas profesiones que quieran ser y en la que se ofrezcan ejemplos de mujeres que ejercen profesiones que habitualmente se relacionan con hombres. Esta campaña puede ser algo sencillo, como pósteres, diapositivas, pequeños vídeos, o incluso entrevistas que se realcen con madres del centro educativo.

Al final, pediremos al grupo que redacte sus propias conclusiones respecto al tema. Podemos observar que, en ocasiones, el estereotipo es incluso más fuerte que la realidad. La actividad es dinámica y supone la interacción de todos los miembros de la clase. Es a partir de sus propias intervenciones como se va construyendo la igualdad.

Cerraremos la actividad preguntando a nuestro alumnado cómo creen que influyen los estereotipos en la vida de las personas (en sus pensamientos, emociones, acciones) y en las suyas propias y haciendo una revisión de los objetivos para ver si se han cumplido o no en la actividad, sirviendo esta última parte como una pequeña evaluación de la tarea, así como una pequeña autoevaluación del alumnado respecto a:

 

  • ¿Qué es lo que hemos hecho bien?
  • ¿Qué es lo que tenemos que mejorar?
  • ¿Cómo nos hemos sentido durante la actividad?

 

DURACIÓN

Dependiendo de cuánto tiempo dediquemos a elaborar la campaña harán falta dos o tres sesiones y también alguna más según con qué curso de primaria estemos trabajando y cuánto tiempo dediquemos a debatir, discutir, etc.

 

RECURSOS

PARA PROFUNDIZAR MÁS: