EN LA ESCUELA TAMBIÉN AYUDO

NOS CUIDAMOS

 

EN LA ESCUELA TAMBIÉN AYUDO

Una de las bases de la autonomía personal es tener la oportunidad de aprender a mantener un entorno sostenible, en el que prime la limpieza, el orden y la resolución pacífica de conflictos. Cada persona debe tener la posibilidad de realizar aquello de lo que sea capaz a su ritmo y debe darse cuenta de cuáles son las acciones necesarias para que su entorno, en este caso su escuela, sea un espacio agradable para todo el mundo.

Antes de comenzar con esta actividad, es conveniente hacer el ejercicio , para lograr un ambiente distendido y para que alumnas y alumnos se habitúen a este tipo de actividades. 

 

OBJETIVOS

  • Colaborar en hacer de la escuela un espacio agradable y justo, rompiendo estereotipos referidos a la corresponsabilidad y al cuidado de las demás personas.

DESARROLLO

Antes de dar comienzo a la actividad, el o la docente deberá explicar la función y los objetivos que se persiguen, remarcando la necesidad de un clima respetuoso con respecto a las opiniones, gustos y sentimientos de cada persona; también recordará que todos los participantes deben gozar de plena libertad para hablar de sus necesidades, ideas y propuestas.

En una de las asambleas diarias les plantearemos confeccionar una tabla en la que cada persona vaya diciendo cuál puede ser su aportación a la escuela: a la hora de entrar, respecto a su ropa y las perchas, a la hora de terminar un juego, respecto al orden de los materiales, a la hora del comedor, etc. Cada persona irá aceptando su responsabilidad en cuanto a un espacio sostenible y también se planteará cómo puede ayudar a otros compañeros y compañeras a hacerlo mejor.

Además, se puede hacer un listado de “cosas que ya sé hacer”, “cosas que tengo que aprender”. A lo largo de la semana, se puede ir haciendo un seguimiento de cómo se van cumpliendo las tareas y todos los días, al terminar algunas de las rutinas (entrada, rincones, juegos, comidas, …) se puede dedicar un tiempo a evaluar cómo hemos dejado el aula o la escuela, si nos gusta, si podría estar mejor, si celebramos lo bien que lo hemos hecho, etc.

Podemos acompañar el momento de guardar los juguetes al terminar el juego, o de recoger las cosas de los rincones, con una canción que haga el momento más agradable y que nos ayude a realizar la tarea de una forma lúdica, por ejemplo con la canción “A guardar”: https://www.youtube.com/watch?v=HCynKopZ6Z4

Cada momento en la escuela, cada rutina que se realice, es un momento ideal para que los niños y las niñas se alejen de los estereotipos de las tareas domésticas, históricamente realizadas por mujeres, y se hagan corresponsables de su espacio en la medida que puedan. Colgar su ropa, atarse los cordones, lavarse las manos, comer autónomamente, vestirse o bien ordenar en la escuela serán acciones que fomenten la igualdad, la corresponsabilidad en lo doméstico y la responsabilidad con los materiales y espacios de todo el grupo.

Cerraremos la actividad preguntando a nuestro alumnado con una pequeña evaluación de la tarea, así como una pequeña autoevaluación del alumnado respecto a:

  • ¿Qué es lo que hemos hecho bien?
  • ¿Qué es lo que tenemos que mejorar?
  • ¿Cómo nos hemos sentido durante la actividad?

 

DURACIÓN

Esta actividad se plantea para todo el curso, no es para un momento determinado, sino que se plantea con el objetivo de adquirir hábitos duraderos en el cuidado del entorno de la escuela y en el cuidado de las demás personas.

 

RECURSOS

PARA PROFUNDIZAR MÁS

NOS REVISAMOS

NOS CUIDAMOS

 

NOS REVISAMOS (Profesorado)

La transmisión de estereotipos se realiza desde los centros educativos, casi siempre, de una manera inconsciente, desde el currículo oculto, es decir que no hay una intencionalidad, sino que esa transmisión sale de nuestra propia socialización desigual como docentes y como personas. Esto quiere decir que, en muchas ocasiones, si no nos hacemos conscientes de esa transmisión, fomentamos sin querer estereotipos sexistas que, en realidad, queremos desterrar.

Antes de comenzar con esta actividad, es conveniente hacer el ejercicio  , para lograr un ambiente distendido y para que alumnas y alumnos se habitúen a este tipo de actividades. 

 

OBJETIVO

  • Hacer consciente y compartir el currículo oculto del profesorado.
  • Comprometerse a revisar los estereotipos de género presentes en el profesorado
  • Consensuar pautas de actuación, para evitar la trasnmisión del sexismo.

 

DESARROLLO

Antes de dar comienzo a la actividad, el o la docente deberá explicar la función y los objetivos que se persiguen, remarcando la necesidad de un clima respetuoso con respecto a las opiniones, gustos y sentimientos de cada persona; también recordará que todos los participantes deben gozar de plena libertad para hablar de sus necesidades, ideas y propuestas. En este caso, esta acción irá dirigida al equipo docente de la escuela, puesto que es el objeto de esta acción, la reflexión de nuestro currículo oculto para hacerlo consciente debe hacerse en un foro de confianza y de autoanálisis.

Es fundamental que una de las acciones del personal docente en infantil sea el de autoanalizar aquellas ocasiones en que podemos estar dando referentes de desigualdad a niños y niñas. Esta observación de momentos, actitudes, frases hechas o respuestas dadas de manera inmediata nos llevará a hacernos conscientes de qué aspectos de mejora tenemos que afrontar cuando decimos que queremos dar referentes de igualdad a nuestro alumnado.

Así, una de las acciones fundamentales será la de ver si estereotipamos las actividades o profesiones de las personas del entorno de las niñas y los niños.

Para ello, podemos empezar por las imágenes que tenemos en la escuela (ver anexo): ¿Cuándo aparece alguien cuidando es siempre una mujer? ¿Les podemos pedir a las familias que nos envíen fotos de hombres cuidando para ponerlas por el centro y que vean referentes de hombres cuidadores? ¿Cuándo hablamos de ciertas profesiones, buscamos fotos que rompan el estereotipo: mujeres bomberas, hombres enfermeros, mujeres cirujanas, mujeres arquitectas, hombres limpiadores, ¿etc…? ¿Cuándo hablamos de familias solamente mostramos imágenes de familias tradicionales o ponemos cuidado en que estén también las familias monoparentales, homosexuales, alternativas, etc? Todas las imágenes que usemos en nuestro centro educativo están dando un mensaje a los niños y a las niñas y sería una cuestión muy importante para realizar esa labor de romper con el estereotipo y hacérselo explícito al alumnado.

Podemos seguir con los relatos o cuentos que les contamos, si siempre es protagonista un hombre o si la actividad física y profesional solamente está representada por varones, les daremos un mensaje estereotipado que va en contra de la igualdad, por ello, será necesario que presentemos variedad de protagonismos, mujeres que rompen con los esquemas desiguales, hombres que no buscan la heroicidad sino la tranquilidad y el cuidado, mujeres valientes que no necesitan ser salvadas y que son autónomas, hombres que comparten las tareas del hogar, etc…

Y, también, tenemos que tener en cuenta esa parte del lenguaje que, en muchas ocasiones sin intención, marca los roles de género y transmite desigualdad: cuando a un niño o una niña necesita que se le cosa algo que se le ha roto ¿hacemos mención solo de la madre para que lo cosa? Cuando una niña viene muy bien peinada ¿le preguntamos si la peinó mamá y no nombramos al padre? En todos estos casos cotidianos, el mensaje que se transmite cala hondo, porque es una manera inconsciente de fomentar los roles de género y los estereotipos.

Como conclusión del debate y puesta en común de las diferentes percepciones y vivencias, se elaborarán unas pautas de actuación para evitar la transmisión del sexismo

Por lo tanto, esta actividad no va dirigida al alumnado, sino al análisis de los mensajes que transmitimos el personal docente y no docente en los centros educativos, su objetivo es estudiarnos, mirarnos y analizar aquellas cuestiones que podemos cambiar fácilmente para trabajar la igualdad desde el día a día, desde los mensajes cotidianos.

Estaría muy bien que cuando surgiera cualquiera de estas cuestiones, lo comentemos con el resto del personal docente porque, muy posiblemente, servirá para que otras personas no caigan en los mismos estereotipos.

Cerraremos la actividad respondiendo, como equipo docente y no docente, a las siguientes cuestiones:

  • ¿Qué es lo que hemos hecho bien?
  • ¿Qué es lo que tenemos que mejorar?
  • ¿Cómo nos hemos sentido durante la actividad?

 

DURACIÓN

Se podría comenzar con dos o tres sesiones. La duración dependerá mucho del grupo y también de la profundidad a la que se quiera llegar. En realidad, este análisis y reflexión debería mantenerse en el tiempo, de forma que siempre se estuviera alerta en cuanto a la transmisión de los estereotipos.

 

RECURSOS

LALO EL PRÍNCIPE ROSA

NOS CUIDAMOS

 

LALO EL PRÍNCIPE ROSA

 

Algunos de los cuentos que llevamos a las aulas mantienen los estereotipos sexistas y presentan un mundo absolutamente separado para las actividades y diversiones de mujeres y de hombres, de niños y de niñas; se potencia, así, que lo tradicionalmente considerado masculino y lo considerado femenino estén en mundos paralelos que parece que nunca se encuentran; se fomenta la dicotomía absoluta entre hombres y mujeres en vez de trabajar la igualdad. Por ello, es necesario llevar al aula cuentos que rompan con los estereotipos y que ayuden a equilibrar los mensajes que transmitimos.

Antes de comenzar con esta actividad, es conveniente hacer el ejercicio , para lograr un ambiente distendido y para que alumnas y alumnos se habitúen a este tipo de actividades. 

 

OBJETIVOS

  • Crear personajes que muestren formas diversas e igualitarias de ser niño, chico u hombre, rompiendo los estereotipos de masculinidad tradicionales

DESARROLLO

Antes de dar comienzo a la actividad, el o la docente deberá explicar la función y los objetivos que se persiguen, remarcando la necesidad de un clima respetuoso con respecto a las opiniones, gustos y sentimientos de cada persona; también recordará que todos los participantes deben gozar de plena libertad para hablar de sus necesidades, ideas y propuestas.

Si queremos dar referentes de igualdad desde los cuentos, debemos buscar relatos que rompan con los estereotipos y que acerquen los gustos, las actividades, las ocupaciones de niños y de niñas.

Por ello, planteamos en esta actividad el visionado del vídeo de un cuento “Lalo, el príncipe rosa”: https://www.youtube.com/watch?v=Gr56pfgFTpQ

Lo podemos poner un par de veces a los niños y las niñas y, dependiendo de su edad y su posibilidad de expresión lingüística, podemos hacerles las siguientes preguntas:

  • ¿Cuál es el color que más le gusta a Lalo? ¿A algún chico les gusta el rosa? ¿A alguna chica?
  • ¿Qué quiere ser Lalo? ¿Qué te parece que quiera ser un príncipe rosa?
  • ¿Qué cosas se le dan bien a Lalo? ¿Y a ti?
  • ¿Te gustaría ser amigo o amiga de Lalo? ¿por qué?

Con estas sencillas preguntas o. simplemente, comentando con los niños y las niñas el cuento, no solamente estaremos dando un referente diferente a la masculinidad hegemónica, sino que además podemos descubrir ideas sexistas ya en nuestro alumnado de infantil e intentar deconstruir esos estereotipos.

El o la docente recopilará algunos cuentos, que el alumnado conozca, en el que se muestra un rol estereotipado del personaje masculino. Se asignará a cada alumna o alumno uno de dichos personajes para que lo pinten de rosa y se expondrán en el aula, para que estén durante un tiempo presentes.

Cerraremos la actividad preguntando a nuestro alumnado cómo creen que influyen los estereotipos en la vida de las personas (en sus pensamientos, emociones, acciones) y en las suyas propias y haciendo una revisión de los objetivos para ver si se han cumplido o no en la actividad, sirviendo esta última parte como una pequeña evaluación de la tarea, así como una pequeña autoevaluación del alumnado respecto a:

  • ¿Qué es lo que hemos hecho bien?
  • ¿Qué es lo que tenemos que mejorar?
  • ¿Cómo nos hemos sentido durante la actividad?

 

DURACIÓN

Dos sesiones. La duración dependerá mucho del grupo y también de la profundidad a la que quiera llegar el profesorado.

RECURSOS

  • “Lalo, el príncipe rosa”, aplicación en el aula:

http://www.educarenigualdad.org/documento/?id=460

  • “SuperLola”:

https://lasramalilla.wordpress.com/cuentos-coeducativos/