PRINCIPE CENICIENTO

LA BASE DE LA VIOLENCIA SEXISTA EN LOS CUENTOS

 

EL PRINCIPE CENICIENTO

Los cuentos son una herramienta didáctica muy pertinente también en Educación Primaria. A través de ellos podemos conocer y analizar determinadas situaciones que podemos trasladar a la vida cotidiana.

Por otro lado, muchas versiones de los cuentos tradicionales suelen tener patrones muy estandarizados de lo que es ser chica o chico. Salir de estos modelos, de estos patrones de ser chico y chica, es fundamental si queremos prevenir la violencia de género desde la infancia. Por eso es necesario mostrar nuevos referentes que les hagan repensarse su forma de estar y ser en el mundo

 

OBJETIVO

  • Mostrarles otras formas de ser chicas y de ser chicos a través de los cuentos.
  • Reflexionar sobre los estereotipos y roles sexistas en los cuentos. 
  • Trabajar con respeto y actitud dialogante. 
  • Desarrollar la actitud empática.

Antes de comenzar con esta actividad, es conveniente hacer el ejercicio  , para lograr un ambiente distendido y para que alumnas y alumnos se habitúen a este tipo de actividades.

 

DESARROLLO

Algunos de los cuentos que llevamos a las aulas mantienen los estereotipos sexistas y presentan un mundo absolutamente separado para las actividades y diversiones de niños y de niñas, además, en la mayoría de ellos el final siempre acaba con la princesa sumida a los deseos del príncipe o en un casamiento indicando un final feliz, como solución de todos los problemas. A través de los cuentos, seguimos potenciando que lo tradicionalmente considerado masculino y lo tradicionalmente considerado femenino estén en mundos paralelos que parece que nunca se encuentran, mostrando un mundo dicotómico para niñas y para niños.

Muchas versiones de los cuentos tradicionales hacen una transmisión del sexismo, desde la referencia a los atributos físicos (ellas guapas, ellos fuertes), hasta la invisibilidad de todo tipo de personas (gordas, altas, bajas, negras, con diversidad funcional, homosexuales, etc.), pasando por el amor como proyecto central únicamente de las mujeres. Es necesario dar otro tipo de referentes desde los cuentos, debemos buscar relatos y versiones que rompan con los estereotipos de niños y de niñas.

Es interesante la reflexión de Virginia Imaz sobre los cuentos tradicionales que se adjunta en el anexo “Lo que cuentan los cuentos”.

Por ello, planteamos en esta actividad trabajar con uno de los cuentos que muestran otras formas de ser niñas y ser niños libres de estereotipos y roles de género.

Podemos utilizar el cuento para leerlo en clase, o visualizar el vídeo que se muestra a continuación:

  • El Príncipe ceniciento

https://www.youtube.com/watch?v=suq_0NP_ObE

Una vez que hemos leído o visto el vídeo, podemos trabajar en el aula con las preguntas del anexo “Preguntas”, generando un debate sobre los modelos de ser chicos y chicas en los cuentos.

A través de estas preguntas o simplemente, comentando con el alumnado el cuento, no solamente estaremos dando un referente diferente a los modelos de masculinidad y feminidad, sino que además estaremos contribuyendo a la prevención de la violencia machista en cualquiera de sus manifestaciones.

Al final, podemos encargar a niños y niñas que hagan un dibujo de Lalo exponerlos por el aula para que siempre estén presentes.

 

DURACIÓN

La actividad podría durar una o dos sesiones, dependiendo de lo que podamos debatir con el alumnado.

 

RECURSOS

 

PARA PROFUNDIZAR MÁS:

PRÍNCIPE LALO

LA BASE DE LA VIOLENCIA SEXISTA EN LOS CUENTOS

 

  “LALO, EL PRINCIPE ROSA”: DECONSTRUYENDO EL PRINCESISMO

Los cuentos son una herramienta didáctica muy pertinente también en Educación Primaria. A través de ellos podemos conocer y analizar determinadas situaciones que podemos trasladar a la vida cotidiana.

Por otro lado, muchas versiones de los cuentos tradicionales suelen tener patrones muy estandarizados de lo que es ser chica o chico.Salir de estos modelos, de estos patrones de ser chico y chica, es fundamental si queremos prevenir la violencia de género desde la infancia. Por eso es necesario mostrar nuevos referentes que les hagan repensarse su forma de estar y ser en el mundo

 

OBJETIVO

  • Mostrarles otras formas de ser chicas y de ser chicos a través de los cuentos.
  • Reflexionar sobre los estereotipos y roles sexistas en los cuentos. 
  • Trabajar con respeto y actitud dialogante. 
  • Desarrollar la actitud empática.

Antes de comenzar con esta actividad, es conveniente hacer el ejercicio  , para lograr un ambiente distendido y para que alumnas y alumnos se habitúen a este tipo de actividades.

DESARROLLO

Algunos de los cuentos que llevamos a las aulas mantienen los estereotipos sexistas y presentan un mundo absolutamente separado para las actividades y diversiones de niños y de niñas, además, en la mayoría de ellos el final siempre acaba con la princesa sumida a los deseos del príncipe o en un casamiento indicando un final feliz, como solución de todos los problemas. A través de los cuentos, seguimos potenciando que lo tradicionalmente considerado masculino y lo tradicionalmente considerado femenino estén en mundos paralelos que parece que nunca se encuentran, mostrando un mundo dicotómico para niñas y para niños.

Muchas versiones de los cuentos tradicionales hacen una transmisión del sexismo, desde la referencia a los atributos físicos (ellas guapas, ellos fuertes), hasta la invisibilidad de todo tipo de personas (gordas, altas, bajas, negras, con diversidad funcional, homosexuales, etc.), pasando por el amor como proyecto central únicamente de las mujeres. Es necesario dar otro tipo de referentes desde los cuentos, debemos buscar relatos y versiones que rompan con los estereotipos de niños y de niñas.

Es interesante la reflexión de Virginia Imaz sobre los cuentos tradicionales que se adjunta en el anexo “Lo que cuentan los cuentos”

Por ello, planteamos en esta actividad trabajar con uno de los cuentos que muestran otras formas de ser niñas y ser niños libres de estereotipos y roles de género.

Podemos utilizar el cuento para leerlo en clase, o visualizar el vídeo que se muestra a continuación:

  • “Lalo, el príncipe rosa”. Gema Otero. Editorial La señora malilla.

https://www.youtube.com/watch?v=Gr56pfgFTpQ&feature=emb_title

 

Una vez que hemos leído o visto el vídeo, podemos trabajar en el aula las preguntas del anexo “Preguntas” , generando un debate sobre los modelos de ser chicos y chicas en los cuentos

 

A través de estas preguntas o simplemente, comentando con los niños y las niñas el cuento, no solamente estaremos dando un referente diferente a los modelos de masculinidad y feminidad, sino que además estaremos contribuyendo a la prevención de la violencia machista en cualquiera de sus manifestaciones.

Al final, podemos encargar al alumnado que hagan un dibujo de Lalo exponerlos por el aula para que siempre estén presentes.

DURACIÓN

La actividad podría durar una o dos sesiones, dependiendo de lo que podamos debatir con el alumnado.

 

RECURSOS

 

PARA PROFUNDIZAR MÁS:

SUPERLOLA

LA BASE DE LA VIOLENCIA SEXISTA EN LOS CUENTOS

 

  “SUPERLOLA”: DECONSTRUYENDO EL PRINCESISMO

Los cuentos son una herramienta didáctica muy pertinente también en Educación Primaria. A través de ellos podemos conocer y analizar determinadas situaciones que podemos trasladar a la vida cotidiana.

Por otro lado, muchas versiones de los cuentos tradicionales suelen tener patrones muy estandarizados de lo que es ser chica o chico. Salir de estos modelos, de estos patrones de ser chico y chica, es fundamental si queremos prevenir la violencia de género desde la infancia. Por eso es necesario mostrar nuevos referentes que les hagan repensarse su forma de estar y ser en el mundo

 

OBJETIVO

  • Mostrarles otras formas de ser chicas y de ser chicos a través de los cuentos.
  • Reflexionar sobre los estereotipos y roles sexistas en los cuentos. 
  • Trabajar con respeto y actitud dialogante.
  • Desarrollar la actitud empática.

Antes de comenzar con esta actividad, es conveniente hacer el ejercicio  , para lograr un ambiente distendido y para que alumnas y alumnos se habitúen a este tipo de actividades.

DESARROLLO

Algunos de los cuentos que llevamos a las aulas mantienen los estereotipos sexistas y presentan un mundo absolutamente separado para las actividades y diversiones de niños y de niñas, además, en la mayoría de ellos el final siempre acaba con la princesa sumida a los deseos del príncipe o en un casamiento indicando un final feliz, como solución a todos los problemas. A través de los cuentos, seguimos potenciando que lo tradicionalmente considerado masculino y lo tradicionalmente considerado femenino estén en mundos paralelos que parece que nunca se encuentran, mostrando un mundo dicotómico para niñas y para niños.

Muchas versiones de los cuentos tradicionales hacen una transmisión del sexismo, desde la referencia a los atributos físicos (ellas guapas, ellos fuertes), hasta la invisibilidad de todo tipo de personas (gordas, altas, bajas, negras, con diversidad funcional, homosexuales, etc.), pasando por el amor como proyecto central únicamente de las mujeres. Es necesario dar otro tipo de referentes desde los cuentos, debemos buscar relatos y versiones que rompan con los estereotipos de niños y de niñas.

Es interesante la reflexión de Virginia Imaz sobre los cuentos tradicionales que se adjunta en el anexo “Lo que cuentan los cuentos”

Por ello, planteamos en esta actividad trabajar con uno de los cuentos que muestran otras formas de ser niñas y ser niños libres de estereotipos y roles de género.

Podemos utilizar el cuento para leerlo en clase, o visualizar el vídeo que se muestra a continuación:

  • “SuperLola”. Gema Otero. Editorial La señora malilla.

Al alumnado

 

Una vez que hemos leído o visto los vídeos, podemos trabajar en el aula las preguntas del Anexo “Preguntas”, generando un debate sobre los modelos de ser chicos y chicas en los cuentos.

 

A través de estas preguntas o simplemente, comentando con el alumnado el cuento, no solamente estaremos dando un referente diferente a los modelos de masculinidad y feminidad, sino que además estaremos contribuyendo a la prevención de la violencia machista en cualquiera de sus manifestaciones.

Al final, les podemos encargar que hagan un dibujo de SuperLola exponerlos por el aula para que siempre estén presentes.

DURACIÓN

La actividad podría durar una o dos sesiones, dependiendo de lo que podamos debatir con el alumnado.

RECURSOS

  • Un aula donde podamos ponernos en círculo, el espacio de la asamblea.
  • Los cuentos de “Lalo, el príncipe rosa” y “SuperLola”
  • Anexo. “Preguntas”
  • Anexo. “Lo que cuentan los cuentos”

 

PARA PROFUNDIZAR MÁS: