RINCÓN DE DISFRACES

ENCONTRANDO ALTERNATIVAS AL SEXISMO

 

RINCÓN DE DISFRACES

Antes de comenzar con esta actividad, es conveniente hacer el ejercicio  , para lograr un ambiente distendido y para que alumnas y alumnos se habitúen a este tipo de actividades. 

 

OBJETIVOS

  • Permitir la libre expresión sin estereotipos de género.
  • Respetar las decisiones todo el alumnado
  • Fomentar el respeto, sin juzgar a nadie que rompa los estereotipos de género

     

DESARROLLO

Se propone al alumnado, en asamblea, crear en el aula un rincón de los disfraces. La idea es dotar a ese rincón de todo tipo de sombreros, capas, trapos sueltos, maquillaje, pañuelos, boas, collares, diademas, incluso zapatos, etc. para que jueguen libremente a los disfraces. De vez en cuando, paramos la acción de disfrazarnos para que nos expliquen de qué se han vestido y para hacerles plantearse otras alternativas en caso de que veamos que siempre están estereotipados y separados por géneros los disfraces (los niños nunca usan el rosa, las niñas siempre se ponen los collares, los niños usan las capas solamente para ser superhéroes, etc.)

La cuestión sería que nadie juzga a nadie por el disfraz que elija.

Se puede aprovechar este rincón para hablar con el alumnado sobre el carnaval y de lo que nos disfrazaremos en esas fechas. Sería importante plantearles que en el disfraz no puede haber diferencia entre niñas y niños y, por lo tanto, deben buscar algo de lo que disfrazarse que no fomente los estereotipos de género.

En ciertas edades de infantil, ya se observa que hay niños que huyen del color rosa por considerarlo de niñas, por lo tanto, podemos plantear como actividad de después de disfrazarnos libremente el dibujar el disfraz que me he puesto, pero solamente con diferentes tonos de pinturas rosas. Después, podemos hacer una exposición de esos dibujos rosas y tenerlos en el aula durante un tiempo.

Con estas actividades de juego libre y de dibujo, el profesorado puede ir observando las reacciones del alumnado para detectar actitudes de sexismo ya aprendido y, de esta forma, poder planificar alguna actividad para desmontarlo.

Al final de la actividad, haremos una autoevaluación, preguntándoles:

  • ¿Qué es lo que más te ha gustado?
  • ¿Qué es lo que menos te ha gustado?
  • ¿Quieres que repitamos esta actividad algún día más?

 

DURACIÓN

Dos sesiones o tres si se añade la parte del dibujo. La duración dependerá mucho del grupo y también de la profundidad a la que quiera llegar el profesorado

 

PARA PROFUNDIZAR MÁS

Anexos:

Aprendiendo a ser iguales

Sare 2005

FAMILIAS SIN ESTEREOTIPOS

ENCONTRANDO ALTERNATIVAS AL SEXISMO

 

FAMILIAS SIN ESTEREOTIPOS DE GÉNERO

 

Las familias suponen una de las bases más importantes de la socialización de las niñas y los niños, por esa razón la ruptura de estereotipos desde las familias es fundamental para que desarrollemos una educación libre de sexismo. La unión de referentes igualitarios en familia y escuela pueden hacer frente al resto de ámbitos de la socialización de las personas, en los que no podemos controlar el sexismo presente.

Antes de comenzar con esta actividad, es conveniente hacer el ejercicio  , para lograr un ambiente distendido y para que alumnas y alumnos se habitúen a este tipo de actividades. 

 

OBJETIVOS

  • Involucrar a las familias en una educación no sexista.
  • Visibilizar familias igualitarias.
  • Construir referentes potentes de igualdad para niños y para niñas.

DESARROLLO

Antes de comenzar esta actividad, es aconsejable hacer una reunión con las familias en las que se les explique los objetivos de la acción y se les pida su colaboración. Si no es posible realizar la reunión, también se les puede escribir una carta para explicar bien la actividad y sus objetivos.

En esa reunión, o en la carta, les pediremos que se hagan fotografías en las que tanto mujeres como hombres de la familia estén haciendo algo que no sea estereotipado por el género: mujeres haciendo bricolaje, o conduciendo, o leyendo el periódico, o en una reunión de trabajo, o con su uniforme de trabajo si lo hubiera; hombres cuidando de una persona mayor o de un bebé, hombres cocinando, limpiando en casa, fregando el baño, haciendo la compra, etc.

Las fotografías se llevarán al colegio en formato papel, si bien si en algunos casos no pudiera ser también se podrían proyectar aquellas que estén en formato digital. Cada niño, cada niña explica lo que hay en la foto que aporta a la clase: quién aparece en la foto, qué está haciendo.

Posteriormente, se colocan todas las fotos en un mural que puede llamarse “Mi familia igualitaria” y se mantiene en el centro educativo como parte de la decoración.

El cierre perfecto para esta actividad sería que algún padre o madre que han roto estereotipos de género fuera al aula a comentar lo que ha hecho, por qué lo ha hecho, etc.: un padre cuidador, un padre dedicado a las labores domésticas, una madre asalariada, una motera, una bombera, una deportista, una madre manitas con la tecnología, etc.

 

Cerraremos la actividad preguntando a nuestro alumnado qué les ha parecido la actividad, cuál ha sido la foto que les ha gustado más y por qué, así como una pequeña autoevaluación del alumnado respecto a:

  • ¿Qué es lo que más me ha gustado?
  • ¿Hay tareas de mujeres y de hombres en la familia?
  • ¿Cómo nos hemos sentido durante la actividad?

 

DURACIÓN

Una sesión o dos, dependiendo de si hemos encontrado a alguien que visite el aula para contar su experiencia no sexista.