PRIMEROS AUXILIOS

MOMENTO DE SINTONÍA

 

  Primeros auxilios para los sentimientos desagradables

En el día a día actuamos sin tener en cuenta cómo nos encontramos, lo que estamos sintiendo, los pensamientos que nos acechan en determinado momento... Y todos estos sentimientos y pensamientos condicionan y dirigen tanto nuestros comportamientos como nuestras decisiones. Conviene, pues, hacer una pausa en el camino, para, en la medida de lo posible, tomar conciencia de ello y adoptar comportamientos que contribuyan a nuestro bienestar y al de nuestros compañeras y compañeros. Y, para ello, ¡el secreto está en el entrenamiento!

 

OBJETIVO

  • Tomar conciencia, a través de la respiración y desde la aceptación, de los sentimientos desagradables del momento
  • Tomar conciencia, a través de la respiración y desde la aceptación, de las sensaciones corporales

 

DESARROLLO

Se necesita un espacio tranquilo para relajarse, en el que nadie nos moleste. Hay que tratar de permanecer en silencio. Para relajarnos, podremos recurrir a diferentes técnicas, como sentarse en clase, con la espalda erguida, los brazos sobre los muslos y los ojos cerrados.

Para relajarse, es necesario mantener una respiración profunda y sosegada. También debemos relajar la mente. Ha de procurarse que nuestros pensamientos fluyan de forma calmada y libre, sin bloqueos.

Una vez finalizada la sesión de relajación, se realizará una respiración profunda, se abrirán los ojos, se moverán lentamente brazos y piernas, se estirará el cuerpo y, sin movimientos bruscos, nos levantaremos lentamente.

Utilizaremos el siguiente video como guía: Primeros auxilios para los sentimientos desagradables: Primeros auxilios para sentimientos desagradables

DURACIÓN:

6 minutos

RECURSOS:

Audio: Primeros auxilios para sentimientos desagradables

https://www.youtube.com/watch?v=n6RXyFcjFS0