INVESTIGANDO EL PATIO

A VUELTAS CON LA VIOLENCIA MACHISTA

 

 INVESTIGANDO EL PATIO

Los patios de los centros educativos, la hora del recreo, suele ser un espacio de socialización, de divertimento, aunque también podría ser un espacio de conflicto e incluso violencia de cualquier tipo. Identificar este tipo de situaciones machistas e incluso violentas, son un paso imprescindible para tomar medidas que terminen con ellas.

 

OBJETIVO

  • Analizar el patio como espacio desde una perspectiva de género.
  • Identificar el sexismo y la violencia machista que pueda tener lugar en el patio de los centros educativos.
  • Buscar alternativas ante las situaciones sexistas y la violencia machista.
  • Participar activamente y con actitud respetuosa

Antes de comenzar con esta actividad, es conveniente hacer el ejercicio  , para lograr un ambiente distendido y para que alumnas y alumnos se habitúen a este tipo de actividades.

 

DESARROLLO

Un aspecto clave para avanzar en la igualdad y en la coeducación es la identificación y la toma de conciencia sobre las desigualdades que aún existen. Ponernos las gafas de género o, mejor dicho, hacernos la piel sensible al machismo, debe ser una acción continua y cotidiana en los centros educativos.

“Lo que no se ve, no existe”, por eso es importante que nuestro alumnado aprenda a ver y detectar la desigualdad e incluso la violencia machista. En la etapa de primaria, el alumnado tiene capacidad para detectar e identificar las desigualdades, aunque bien es cierto, que conforme avanzan en edad, van teniendo mayor conciencia de las mismas. Sin embargo, ya vemos argumentaciones y denuncias sobre determinadas formas de machismo que experimentan, por ejemplo, “los niños no quieren jugar con nosotras al futbol”, “las niñas corren menos y por eso no queremos que jueguen con nosotros”.

En esta dinámica nos centraremos en los cursos más mayores, en concreto, en el tercer ciclo de primaria, aunque podéis trabajar con alumnado de otros ciclos más pequeños.

Dividiremos al grupo-clase en cinco subgrupos mixtos, y a cada subgrupo le daremos una fotocopia de la ficha “Investigando el patio” (ver Anexo). Les pediremos que, durante una semana, cada subgrupo vaya apuntando las distintas formas de desigualdad e incluso violencia machista que detecten en el patio. Después en clase, dedicaremos una hora a trabajar lo que han identificado cada subgrupo, haciendo un listado general de todo el grupo-clase. Si una semana es mucho tiempo para el alumnado, podemos repartirlo en varias semanas, un día por semana, para que así puedan jugar el resto del tiempo y no se les haga pesado.

Una vez que tengamos el listado, también como docentes, comprobaremos que lo que ha detectado nuestro alumnado se está reproduciendo en el patio y trataremos entre todas y todos de buscar alternativas a esas situaciones.

Por último, a cada alumna y alumno le entregaremos un diploma de “investigador o investigadora de género” que podrán colocar en sus mesas correspondientes o llevárselo a sus casas. Este diploma puede ser también en forma de “gafas violetas” con el nombre de cada alumna y alumno.

 

 

DURACIÓN

La dinámica duraría unos veinte minutos de dividir la clase en subgrupos, explicación de la actividad y reparto de fichas.

Después una semana o varias de investigación en el patio y, por último, una sesión de sistematización del trabajo de investigación y según el curso de Primaria, podrá ser interesante una tercera sesión para búsqueda de alternativas a las situaciones detectadas y posterior reparto de diploma o gafas.

 

RECURSOS

  • Fotocopia de la ficha “Investigando el patio”
  • Diplomas o gafas para cada alumna y alumno.

 

PARA PROFUNDIZAR MÁS:

DIME QUE ME QUIERES

A VUELTAS CON LA VIOLENCIA MACHISTA

 

 DIME QUE ME QUIERES

Que nuestras compañeras y compañeros nos digan cosas positivas, es algo que a todas y todos nos gusta. Sentirnos queridas y queridos, formar parte de un grupo que nos respeta y nos quiere, nos hace sentir bien y con ganas de ir a clase y al colegio. Formar parte de un grupo no es homogeneizarnos, es sentirnos parte del grupo pese a nuestras diferencias.

 

OBJETIVO

  • Desarrollar habilidades para hacer sentirse bien a las compañeras y compañeros
  • Reconocer con satisfacción las cualidades positivas de una y uno mismo
  • Participar activamente y con actitud respetuosa.
  • Aprender a desarrollar una actitud empática.

Antes de comenzar con esta actividad, es conveniente hacer el ejercicio  , para lograr un ambiente distendido y para que alumnas y alumnos se habitúen a este tipo de actividades.

 

DESARROLLO

¿A quién no le gusta que le digan cosas bonitas, que le digan que lo o la queremos? Que nuestro alumnado se sienta querido es fundamental, no solo para que sea feliz, sino para que aprenda mejor. Una persona que se siente parte de un grupo tiene más difícil hacer daño al grupo, hacerle daño a alguien del grupo.

Para abordar esta actividad vamos a contar el número de alumnado que tenemos en clase, también podemos contarnos como docentes dentro de esta dinámica. Después vamos a coger cartulinas de colores y en cada una de ellas vamos a poner arriba el nombre de cada alumna o cada alumno, así como el nuestro. A continuación, haremos dividiremos la cartulina en filas, tantas como alumnado tengamos, y otro para nosotras o nosotros.

Una vez tengamos todo el material preparado, le diremos a nuestra clase que vamos a trabajar cosas positivas de cada una y de cada uno. Para ello, les iremos pasando las cartulinas con los nombres y deberán poner algo positivo de esa persona, es muy importante que subrayemos que solo son cosas positivas, y a ser posible que no se repitan, ya que podemos encontrar cartulinas donde ponga diez veces “es muy buena persona”. Cuando terminen de un compañero o compañera, esperaran que les llegue la siguiente cartulina y así sucesivamente hasta que todo el mundo haya terminado.

Para este trabajo podemos ponerle una música relajante en clase, así creamos un buen clima de trabajo. Por último, cuando toda la clase tenga sus cartulinas con sus nombres, haremos una asamblea para exponer lo que nos han puesto.

Seguramente puede haber un alumno o alumna que no despierte buenas sensaciones o no del todo positivas y no resulte fácil decir cosas positivas sobre él o ella. Se puede aprovechar esta situación para reflexionar sobre muchas situaciones que se dan en la vida del aula y porqué ocurren y cuándo y cómo nos sentimos mejor: ante los malos tratos o ante los buenos tratos y qué alternativas tenemos ante los malos tratos que podamos abordar entre todos y todas.

 

DURACIÓN

Una o dos sesiones según en nivel de primaria con el que se trabaje.

 

RECURSOS

  • Cartulinas
  • Rotuladores
  • Música relajante

 

PARA PROFUNDIZAR MÁS:

ANTE EL MALTRATO, CAMBIA A BUEN TRATO

A VUELTAS CON LA VIOLENCIA MACHISTA

 

 ANTE EL MALTRATO, CAMBIA A BUEN TRATO

Junto con la toma de conciencia y la sensibilización sobre la desigualdad, el trabajo con la empatía se convierte en un elemento clave para la prevención de las violencias machistas, especialmente en los chicos. La exposición a la violencia que pueden ver en los medios de comunicación, en los videojuegos, en los cuentos, produce en los chicos que su nivel de empatía hacia la violencia disminuya, ya que normalizan situaciones que no son “normales”.

 

OBJETIVO

  • Mostrar una actitud empática.
  • Desarrollar habilidades para hacer sentirse bien a las compañeras y compañeros
  • Buscar alternativas al mal trato
  • Participar activamente y con actitud respetuosa

Antes de comenzar con esta actividad, es conveniente hacer el ejercicio  , para lograr un ambiente distendido y para que alumnas y alumnos se habitúen a este tipo de actividades.

DESARROLLO

El sexismo y el maltrato, por desgracia, cada vez ocurren o los detectamos en etapas anteriores a la secundaria. Pensar que nuestro alumnado no entiende qué es la violencia machista, es un error ya que como bien sabemos, el machismo comienza a socializarse desde incluso antes del nacimiento.

En ocasiones, algunos niños comienzan a desarrollar una visión sexista de la realidad, e incluso, comienzan a aprender que ser chicos puede tener ventajas y privilegios sobre las chicas y en relación con las chicas. Además, ya en estas edades podemos percibir experiencias claves de desigualdad entre los sexos que podemos abordar. Y para ello, trabajar la empatía es fundamental.

La empatía es la capacidad e intención de ponernos en el lugar de la otra persona, de comprender sus sentimientos y emociones en cualquier situación, es la base para cuidar de otras personas, la base para el buen trato frente al maltrato. Fomentando la empatía podemos hacer que nuestro alumnado salga de su propia realidad para ser capaz de comprender lo que le ocurre al resto de personas de su entorno. Además, una persona empática, no suele hacerle a otra persona lo que no le gusta que le hagan.

Para abordar la empatía, vamos a pedir a nuestro alumnado, que a nivel individual trabaje la ficha “Empatiza con el mal trato, cambia a buen trato”. Les dejaremos unos 15 minutos para que cada cual trabaje su ficha. Podemos poner mientras, una música tranquila que cree un clima relajado en el aula.

Una vez que terminen, formamos grupos mixtos de cuatro personas y les pedimos que recojan en sus fichas, las coincidencias y las no coincidencias que han tenido con sus compañeras o compañeros de grupo.

Después nos vamos a la pizarra y la dividimos en dos partes, con las mismas consignas que les hemos dado: “Cosas que me gusta que me hagan” y en la otra, “Cosas que no me gusta que me hagan”. Les pedimos que una persona portavoz de cada uno de los grupos, vaya diciendo las coincidencias y las no coincidencias de su grupo, y las vamos anotando.

Cuando estén todas en la pizarra, podemos analizarlas con nuestro alumnado, haciendo hincapié en cómo nos sentimos cuando algo nos hace estar mal, cuando recibimos cierto maltrato por parte de alguna persona del aula y cómo podemos hacer sentir con nuestras actitudes.

Al final del debate y la reflexión, escribimos, entre toda la clase, el ideario de nuestra clase para hacerse sentir bien a todas las personas que estamos en ella buscando alternativas al maltrato entre todos y todas.

 

DURACIÓN

La actividad podría una sesión aproximadamente, aunque podemos extenderla un poco más si hiciera falta sistematizar lo que han trabajado. 

 

RECURSOS

  • Anexo: “Ante el mal trato, cambia a buen trato”

 

PARA PROFUNDIZAR MÁS:

EL EMOCIONARIO

A VUELTAS CON LA VIOLENCIA MACHISTA

 

 EL EMOCIONARIO

Educar en la gestión igualitaria y constructiva de las emociones es una línea fundamental para prevenir las violencias machistas. En primaria se hace muy necesario, especialmente en el primer ciclo, abordar la educación emocional desde una perspectiva de género.

OBJETIVO

  • Desarrollar habilidades para la autorregulación de las emociones, al margen de estereotipos de género
  • Participar activamente y con actitud respetuosa.
  • Desarrollar una actitud empática.

Antes de comenzar con esta actividad, es conveniente hacer el ejercicio  , para lograr un ambiente distendido y para que alumnas y alumnos se habitúen a este tipo de actividades.

DESARROLLO

Si queremos prevenir la violencia de género desde edades tempranas, debemos abordar la igualdad de manera transversal en la escuela. No se trata tanto de analizar qué es la violencia de género sino de educar para prevenirla. Como ya sabemos, la única forma de acabar con el machismo y la violencia machista es la educación en y para la igualdad, la coeducación.

Una de las formas de prevención de esta violencia machista es la gestión y el reconocimiento de las emociones desde una perspectiva de género, haciendo hincapié́ en que las chicas no se relacionan con unas y los chicos con otras. Es decir, que las chicas no son más afectivas o empáticas y los chicos más brutos o agresivos.

Esta actividad no es una acción concreta, sino que puede convertirse en una herramienta didáctica que podemos trabajar a lo largo del curso y en las distintas etapas educativas. Se trata del material “El emocionario”, que cuenta no solo con un texto en el que se explican las distintas emociones, sino que también podemos recurrir a sus páginas web en la que tenemos una variedad de dinámicas para reforzar el trabajo de estas emociones.

Sería conveniente analizar en qué situaciones nos encontramos ante las diferentes emociones y encontrar alternativas según nos sintamos o nos afecten de una manera más negativa.

En el siguiente link encontrareis todo el material adjunto al texto por etapas educativas:

https://www.palabrasaladas.com/emocionario.html

La página web también ofrece una guía de lectura para que podáis profundizar en la metodología que persigue y en la importancia de trabajar cada una de estas emociones. Este es el link:

https://www.palabrasaladas.com/emocionario.html#c6

 

 

El texto cuenta con 42 emociones que van siendo tratadas de manera amplia, comenzando con la ternura y terminando con la gratitud. En la web se ofrecen distintas fichas de intervención con alumnado que podréis descargar en el siguiente link:

https://www.palabrasaladas.com/di_lo_que_sientes/fichas_de_actividades.html

Se trataría de organizar este tipo de emociones para trabajarlas con sus fichas correspondientes a lo largo de un curso escolar. De esta manera, cuando terminan el curso, tienen mayor conocimiento sobre sus emociones y mayor competencia emocional.

También podemos organizarlas por cada curso de Primaria. Por ejemplo, trabajar 7 emociones para cada uno de los cursos; así́, cuando el alumnado termine esta etapa educativa, habrá́ trabajado las 42 emociones en profundidad.

 

DURACIÓN

La actividad podría durar todo el curso escolar, aunque a cada emoción podemos dedicarle una sesión de trabajo en el aula.

 

RECURSOS

Emocionario. Editorial Palabras aladas.

Fichas de trabajo para fotocopiar en el siguiente enlace:

https://www.palabrasaladas.com/di_lo_que_sientes/fichas_de_actividades.html

 

PARA PROFUNDIZAR MÁS: